LEVITRA Y SUS ANÁLOGOS

«Viagra» (sildenafil), «Levitra» (vardenafil) и «Cialis» (tadalafil) — estos son los 3 medicamentos contra la
disfunción eréctil los cuales desde el punto de vista farmacéutico prácticamente no se diferencian en nada.

Sin embargo para los fines de propaganda los productores de cada medicamento afirman que su producto es el mejor. Antes la antigua propaganda de «Viagra» salía con la participación de senador Bob Doul que ya no estaba en su juventud, ahora los hombres que hacen la propaganda de estos fármacos no tienen más de 40 años.

Cómo funciona esto?

Todos de estos 3 medicamentos pertenecen al grupo de los inhibidores de la fosfodiesterasa del quinto tipo (PDE5) que es una enzima que inhibe la vasodilatación del pene y de esta manerar debilita la erección. “Viagra” y “Levitra” son muy parecidos en su composición y propiedades, y la estructura de “Cialis” es un poco diferente.

Pero la práctica muestra que la principal deferencia entre estos medicamentos es que el uno de ellos – («Levitra») se absorbe más rápido por el organismo, y otro — «Cialis» — se elimina más lento. El efecto de todos los bloqueadores de PDE5 es absolutamente igual, lo único en qué es diferente es el tiempo en que empieza a actuar y el tiempo de duración.

Los primeros hombres que han recibido estas medicinas eran los que de verdad estaban enfermos y tení an la impotencia. La receta médica podían arreglar su vida sexual los hombres que tenían diabetis, trastornos neurológicos o efectos secundarios de los antidepresivos.

Sin embargo después la demanda de «Viagra» ha crecido. En primer lugar los médicos han empezado a dar recetas sin hacer demasiadas preguntas a todos los que las necesitaban. En segundo lugar han aparecido las numerosas farmacias de internet que estaban ofreciendo los medicamentos contra la impotencia sin receta y con la entrega.

Y por supuesto se ha aumentado el número de los vendedores. En los «pacientes» se han convertido personas sanas que querían asegurarse antes de ir a una cita.

En breves palabras, «Viagra», «Levitra» y «Cialis» ahora compran todos los que quieren estar seguros de sus posibilidades sexuales independientemente de las condiciones. Los productores de los medicamentos al mismo tiempo dicen que la comida y el alcohól no influyen en la eficacia de éstos.

Veámos si es posible recrear una imágen colectiva de estos medicamentos «juguetones»? Según dicen los psicólogos, la demanda de «Viagra» y sus análogos en primer lugar se revela en los habitantes de las ciudades grandes. La revolución sexual ha llevado a que las personas suelen tener relaciones sin conocerse mucho: los colegas de trabajo, los que se han conocido en una fiesta o por un anuncio en el internet.

Al mismo tiempo en la conciencia de muchas personas permanece la imágen de un hombre ideal que siempre está listo para el sexo y que simpre lo desea. Tratando de corresponder a la imágen los hombres empiezan a tomar estas pastillas en secreto.

El retrato de uno de estos consumidores fue descrito en New York Times. Cris London de 41 años que era de Nueva York trabaja como abogado. Una de sus socios de negocios una vez declaró que no puede trabajar con el hombre si antes ellos no habían tenido sexo. London fue el menos desalentado por esta declaración, pero aceptó

reunirse después del trabajo. Por el consejo de un doctor conocido el ha podido superar su preocupación con Viagra que el tomó a escondidas en el baño.

Al entrar en la alcoba con las mejillas sonrosadas que es un efecto conocido de Viagra los hombres se quejan de tener calor y asfixia. Y por la mañana esconden el dolor de la cabeza que también aparece a causa de log inhibidores de PDE5.

De acuerdo a lo publicado en The New York Times, tales pastillas frecuentemente consumen y los hombres gays. Ambos amantes hacen esto en secreto y luego sufren de los mismos efectos secundarios.

A pesar de que los marquetologos dicen que estos fármacos son totalmente seguros y no causan ningún daño, hay que entender que como suelen repetir los médicos no existen medicinas que curan y no perjudican. Todos los tres medicamentos son efectivos aproximadamente en el 80% de los casos. De ellos «Levitra» funciona en muy pequeñas dosis — en 5-10 vecen menos que de sus competidores. Esto un poco baja la gravedad de los efectos secundarios, sin embargo para los que tienen enfermedades del sistema cardiovascular o hayan sufrido un accidente cerebrovascular estos fármacos están prohibidos.

Y algo más de los efectos laterales: los tres medicamentos, aparte de la enzima PDE-5 bloques y otras. Por ejemplo, «Viagra» y «Levitra» influyen en la enzima PDE-6, que es responsable de la percepción de colores. Y «Cialis» inhibe la actividad de la PDE-11 en el corazón, en el timo o el cerebro. Pero, qué indeseables consecuencias causa esto aún no se sabe.

Otro aspecto interesante es la interacción de estos medicamentos con la comida y alcohól. Todos saben que en ayunas «Viagra» tiene un efecto más rápido, que consumida con algún alimento. Sin embargo, aunque lentamente, el efecto se produce. Lo que se refiere al alcohól, «Cialis», como aseguran las propagandas, no no interacciona con él y eso lo convierte en una ventaja en comparación con sus competidores. En realidad, existen datos de que «Levitra» también se puede consumir junto con el alcohól, pero esto todavía no se está promocionando por los marquetologos. Y tal vez sea porque esta ventaja es bastante sospechosa porque el uso del alcohól es una de las frecuentes causas de la impotencia.

Si vamos a leer la definición científica de la impotencia entenderemos que es la incapacidad repetida de mantener la erección necesaria para el acto sexual. Por eso se queda claro que «Viagra» y sus análogos tienen el efecto exclusivamente en la circulación de la sangre en el órgano sexual y no causan ningunos efectos psicotrópicos.

Esto significa que estos medicamentos pueden mejorar la potencia, pero no estimulan la libido. Sin embargo los psicpsicólogos han podido averiguar que algunos hombres al recuperar su erección normal muchas veces recuperan también el deseo sexual.

Justamente por eso los ingeniosos marquetólogos ya no ofrecen a los compradores curar la impotencia, en vez de esto ellos propagandizan sus pastillas como las pastillas de placer. «Levitra», por ejemplo está pintada de color alegre naranja.

LEVITRA Y SUS ANÁLOGOS updated: enero 18, 2018 author: admin

Los comentarios están cerrados.