LEVITRA Y LA VIDA DE UN HOMBRE

La falla más común en la vida de un hombre – así llama la impotencia un psicoterapeuta conocido Sigmund Freud. Desde ese momento, la medicina ha logrado mucho al detalle han sido perfeccionadas las tecnologías de diagnóstico y tratamiento de la impotencia, se han creado los efectivos medicamentos – Levitra y Cialis. Pero ahora, con problemas con la potencia es un duro golpe para el ego masculino.

La noción de que la impotencia se inicia con la cabeza y la culpa de esto tiene un mal emocional se ha mantenido en las mentes por un largo tiempo. Ahora la debilidad del sexo fuerte con más frecuencia se explica por varios fallos en el funcionamiento de los órganos internos, debido a que el mecanismo de la erección comienza con la participación de casi todos los sistemas del cuerpo.

Dos de cada diez representantes del sexo fuerte sufren de la disfunción eréctil. Sólo uno de cada diez hombres que ha confrontado con la disfunción sexual, acude a la ayuda de un especialista.

En el 90% de los casos se puede restaurar la erección (la manera más rápida y fácil es comprar Levitra y Cialis).

En el 80% de la impotencia sexual masculina tiene causas fisiológicas y son señales de problemas en el cuerpo.

Impotencia indica otras enfermedades

Los primeros en la lista es la discordia con la psique, trastornos neuróticos crónicos, la depresión. En este caso, la erección depende del estado emocional (posiblemente el consumo de los medicamentos Levitra y Viagra va a resolver su problema.) A veces el completo acto sexual sólo es posible con sujeción a las
condiciones. Por ejemplo, un hombre logra todo sólo con cierta pareja, en un momento determinado o después de la masturbación. Las causas más comunes de los trastornos sexuales son la diabetes, el alcoholismo, la drogadicción, intoxicaciones, trastornos metabólicos. Con estas enfermedades, se altera la transmisión de los impulsos a lo largo de las fibras sensitivas y motoras, y por lo tanto sufre arco reflejo que proporciona la erección.

Problemas de la potencia a veces se producen después de una lesión o enfermedad de la médula y el cerebro. A veces con problemas de erección es el primer síntoma de la infección, trauma, tumor, la epilepsia o la enfermedad de Parkinson.

Se disminuye bastante la libido cuando existen trastornos hormonales. Normalmente esto ocurre con la falta de los hormonas sexuales masculinos o un exceso de las normones femeninas.

La aterosclerosis, defectos congénitos y otras enfermedades vasculares también amenazan con la impotencia. Porque estos trastornos pueden interferir con el flujo normal de la sangre a los cuerpos cavernosos del pene.

La impotencia puede desarrollarse y como un efecto secundario de la toma de algunos medicamentos. Erección es afectada por los antidepresivo,s antipsicóticos, ansiolíticos, fármacos para tratar la hipertensión, y los que reducen la secreción gástrica.

En los fracasos sexuales a veces se ocultan enfermedades inflamatorias de la próstata, uretra, la vejiga
y los testículos. Agotamiento general, cualquier enfermedad crónica, nerviosa y física afectan a la fuerza masculina.

Diagnóstico de la impotencia

Para excluir las enfermedades urogenitales, se necesita una consulta de urólogo o andrólogo, seguido por ultrasonido, análisis de sangre y esperma, la toma de frotis bacteriológicos.

Si usted sospecha que su problema está relacionado con los trastornos hormonales, consulte a un endocrinólogo. Puede ser que sea necesario hacer ecografía de las glándulas endocrinas, la tomografía computarizada. El diagnóstico de laboratorio ayudarán a establecer los niveles de una u otra hormona en la sangre.

Los trastornos vasculares se detectan por ecografía Doppler. Las técnicas modernas permiten determinar indicadores cuantitativos y cualitativos del suministro de la sangre al pene. Para este mismo propósito se hacen las pruebas funcionales. En los cuerpos cavernosos del pene se administran fármacos vasodilatadores. Al mismo tiempo se compara la presión de la sangre en una arteria del pene y
en la arteria braquial.

Excluir las enfermedades de la médula espinal y cerebral, de los nervios periféricos ayuda neurólogo. Para ello, a veces se hacen varias investigaciones complicadas – se hacen las imágenes del cerebro y de la médula espinal, la electroencefalografía, rheoencephalography electromiografía.

Evaluar un componente psíquico de la disfunción sexual debe un psicoterapeuta, terapeuta sexual o un psiquiatra. La principal tecnología del diagnóstico utilizada por estos profesionales es una conversación con el paciente, los distintos métodos del test psicológico.

Los comentarios están cerrados.